LO ÚLTIMO

martes, 15 de julio de 2014

ALQUIMIA




LA ALQUIMIA

En la historia de la ciencia, la alquimia (del árabe الخيمياء [al-khīmiyā]) es una antigua práctica protocientífica y una disciplina filosófica que combina elementos de la química, la metalurgia, la física, la medicina, la astrología, la semiótica, el misticismo, el espiritualismo y el arte. La alquimia fue practicada en Mesopotamia, el Antiguo Egipto, Persia, la India y China, en la Antigua Grecia y el Imperio romano, en el Imperio islámico y después en Europa hasta el siglo XVIII, en una compleja red de escuelas y sistemas filosóficos que abarca al menos 2 500 años.
La alquimia occidental ha estado siempre estrechamente relacionada con el hermetismo, un sistema filosófico y espiritual que tiene sus raíces en Hermes Trimegisto, una deidad sincrética grecoegipcia y legendario alquimista. Estas dos disciplinas influyeron en el nacimiento del rosacrucismo, un importante movimiento esotérico del siglo XVII. En el transcurso de los comienzos de la época moderna, la alquimia dominante evolucionó en la actual química.
Actualmente es de interés para los historiadores de la ciencia y la filosofía, así como por sus aspectos místicos, esotéricos y artísticos. La alquimia fue una de las principales precursoras de las ciencias modernas, y muchas de las sustancias, herramientas y procesos de la antigua alquimia han servido como pilares fundamentales de las modernas industrias químicas y metalúrgicas.
Aunque la alquimia adopta muchas formas, en la cultura popular es citada con mayor frecuencia en historias, películas, espectáculos y juegos como el proceso usado para transformar plomo (u otros elementos) en oro. Otra forma que adopta la alquimia es la de la búsqueda de la piedra filosofal, con la que se era capaz de lograr la habilidad para transmutar oro o la vida eterna.
En el plano espiritual de la alquimia, los alquimistas debían transmutar su propia alma antes de transmutar los metales. Esto quiere decir que debían purificarse, prepararse mediante la oración y el ayuno.

La Alquimia como investigación de la naturaleza

La percepción popular y de los últimos siglos sobre los alquimistas, es que eran charlatanes que intentaban convertir plomo en oro, y que empleaban la mayor parte de su tiempo elaborando remedios milagrosos, venenos y pociones mágicas.
Fundaban su ciencia en que el universo estaba compuesto de cuatro elementos clásicos a los que llamaban por el nombre vulgar de las sustancias que los representan, a saber: tierra, aire, fuego y agua, y con ellos preparaban un quinto elemento que contenía la potencia de los cuatro en su máxima exaltación y equilibrio.
La mayoría eran investigadores cultos, inteligentes y bien intencionados, e incluso distinguidos científicos, como Isaac Newton y Robert Boyle. Estos innovadores intentaron explorar e investigar la naturaleza misma. La base es un conocimiento del régimen del fuego y de las sustancias elementales del que tras profundas meditaciones se pasa a la práctica, comenzando por construir un horno alquímico. A menudo las carencias debían suplirse con la experimentación, las tradiciones y muchas especulaciones para profundizar en su arte.
Para los alquimistas toda sustancia se componía de tres partes mercurio, azufre y sal siendo estos los nombres vulgares que comúnmente se usaban para designar al espíritu, alma y cuerpo, estas tres partes eran llamadas principios. Por manipulación de las sustancias y a través de diferentes operaciones, separaban cada una de las tres partes que luego debían ser purificadas individualmente, cada una de acuerdo al régimen de fuego que le es propicia, la sal con fuego de fusión y el mercurio y el azufre con destilaciones recurrentes y suaves. Tras ser purificadas las tres partes en una labor que solía conllevar mucho tiempo, y durante el cual debían vigilarse los aspectos planetarios, las tres partes debían unirse para formar otra vez la sustancia inicial. Una vez hecho todo esto la sustancia adquiría ciertos poderes.
A lo largo de la historia de esta disciplina, los aprendices de alquimista, se esforzaron en entender la naturaleza de estos principios y encontraron algún orden y sentido en los resultados de sus experimentos alquímicos, si bien a menudo eran socavados por reactivos impuros o mal caracterizados, falta de medidas cuantitativas y nomenclatura hermética. Esto motivaba que, tras años de intensos esfuerzos, muchos acabaran arruinados y maldiciendo la alquimia. Los aprendices por lo general debían empezar por trabajar en el reino vegetal hasta dominar el régimen del fuego, las diversas operaciones y el régimen del tiempo.
Para diferenciar las sustancias vulgares de aquellas fabricadas por su arte, los alquimistas, las designaban por el mismo nombre de acuerdo a alguna de sus propiedades, si bien procedían a añadirle el apelativo de «filosófico» o «nuestro». Así, se hablaba de «nuestra agua» para diferenciarla del agua corriente. No obstante, a lo largo de los textos alquímicos se asume que el aprendiz ya sabe diferenciar una de otra y, en ocasiones, explícitamente no se usa, ya que de acuerdo al arte hermético «no se debe dar perlas a los cerdos», razón por la que muchos fracasaban al seguir al pie de la letra las diferentes recetas. La «iluminación» sólo se alcanzaba tras arduos años de riguroso estudio y experimentación. Una vez que el aprendiz lograba controlar el fuego, el tiempo de los procesos y los procesos mismos en el reino vegetal, estaba listo para acceder a los arcanos mayores, esto es, los mismos trabajos en el reino animal y mineral. Sostenían que la potencia de los remedios era proporcional a cada naturaleza.
Los trabajos de los alquimistas se basaban en las naturalezas, por lo que a cada reino le correspondía una meta: al reino mineral la transmutación de metales vulgares en oro o plata, al reino animal la creación de una «panacea», un remedio que supuestamente curaría todas las enfermedades y prolongaría la vida indefinidamente. Todas ellas eran el resultado de las mismas operaciones. Lo que cambiaba era la materia prima, la duración de los procesos y la vigilancia y fuerza del fuego. Una meta intermedia era crear lo que se conocía como menstruo y que lo que ofrecía era una multiplicación de sí mismo por inmersión de otras substancias semejantes en fusión/disolución (según su naturaleza) con éstas. De modo que se conseguía tanto la generación como la regeneración de las substancias elementales. Estos no son los únicos usos de esta ciencia, aunque sí son los más conocidos y mejor documentados. Desde la Edad Media, los alquimistas europeos invirtieron mucho esfuerzo y dinero en la búsqueda de la piedra filosofal.


La Alquimia como disciplina espiritual y filosófica

Los alquimistas sostenían que la piedra filosofal amplificaba místicamente el conocimiento de alquimia de quien la usaba tanto como fuera posible. Muchos aprendices y falsos alquimistas, tenidos por auténticos alquimistas, gozaron de prestigio y apoyo durante siglos, aunque no por su búsqueda de estas metas ni por la especulación mística y filosófica que se desprendía de su literatura, sino por sus contribuciones mundanas a las industrias artesanales de la época: la obtención de pólvora, el análisis y refinamiento de minerales, la metalurgia, la producción de tinta, tintes, pinturas y cosméticos, el curtido del cuero, la fabricación de cerámica y cristal, la preparación de extractos y licores, etc. La preparación del aqua vitae, el «agua de vida», era un experimento bastante popular entre los alquimistas europeos.
Los alquimistas nunca tuvieron voluntad para separar los aspectos físicos de las interpretaciones metafísicas de su arte. La falta de vocabulario común para procesos y conceptos químicos, así como también la necesidad de secretismo, llevaba a los alquimistas a tomar prestados términos y símbolos de la mitología bíblica y pagana, la astrología, la cábala y otros campos místicos y esotéricos, de forma que incluso la receta química más simple terminaba pareciendo un obtuso conjuro mágico. Más aún, los alquimistas buscaron en esos campos los marcos de referencia teóricos en los que poder encajar su creciente colección de hechos experimentales inconexos.
A partir de la Edad Media, algunos alquimistas empezaron a ver cada vez más estos aspectosímetafísicos como los auténticos cimientos de la alquimia y a las sustancias químicas, estados físicos y procesos materiales como meras metáforas de entidades, estados y transformaciones espirituales. De esta forma, tanto la transmutación de metales corrientes en oro como la panacea universal simbolizaban la evolución desde un estado imperfecto, enfermo, corruptible y efímero hacia un estado perfecto, sano, incorruptible y eterno; y la piedra filosofal representaba entonces alguna clave mística que haría esta evolución posible. Aplicadas al propio alquimista, esta meta gemela simbolizaba su evolución desde la ignorancia hasta la iluminación y la piedra representaba alguna verdad o poder espiritual oculto que llevaría hasta esa meta. En los textos escritos según este punto de vista, los crípticos símbolos alquímicos, diagramas e imaginería textual de las obras alquímicas tardías contienen típicamente múltiples capas de significados, alegorías y referencias a otras obras igualmente crípticas; y deben ser laboriosamente «descodificadas» para poder descubrir su auténtico significado.

Alquimia y Astrología

La alquimia en Occidente y otros lugares donde fue ampliamente practicada estaba (y en muchos casos aún está) íntimamente relacionada y entrelazada con la astrología tradicional al estilo griego-babilónico. En muchos sentidos fueron desarrolladas para complementarse una a la otra en la búsqueda del conocimiento oculto. Tradicionalmente, cada uno de los siete cuerpos celestes del sistema solar que conocían los antiguos estaba asociado, ejercía el dominio sobre, y gobernaba un determinado metal. En el hermetismo está relacionada tanto con la astrología como con la teúrgia.


La alquimia es una práctica de más de 2500 años de antigüedad que se entiende principalmente como disciplina filosófica relacionada con el hermetismo, la mística y la espiritualidad. La alquimia describe la facultad de transformar una sustancia o materia en otra distinta. No obstante es la predecesora de la ciencia química actual al relacionarse con los procesos químicos, pero el significado que perdura hoy día es el del sentido más metafísico, el que abarca el desarrollo del crecimiento interior.
Desde el Antiguo Egipto, China, la India, la Antigua Grecia o el imperio Romano, la Alquimia se considera una ciencia espiritual y se basa en el poder que tiene el pensamiento para influenciar o incidir sobre el medio en que se actúa, en la realidad cotidiana. La alquimia permite desarrollar una mente mágica con la fuerza del espíritu, seleccionando y entrenando los pensamientos para que éstos moldeen a voluntad las circunstancias. Todo pensamiento es una energía viva e inteligente y por lo tanto incide en las circunstancias. Cuantos más pensamientos positivos manifestamos, más optimismo destilamos, logrando mejorar desde nuestra salud, a nuestras emociones y relaciones personales.
En la antigüedad, la alquimia era una práctica común. El propósito del alquimista era conseguir la transmutación de metales vulgares, en oro y plata, como también la elaboración de un remedio milagroso que curase todas las enfermedades y prolongase la vida. A partir de la Edad Media la alquimia fue considerándose una ciencia más hermética, y los alquimistas unos sabios o unos embaucadores. La división de los alquimistas entre los que buscaban la piedra filosofal, esa sustancia mítica que les permitiría descubrir los secretos de la naturaleza, y los que buscaban la transmutación de los metales, esperando enriquecerse, acabaría por relegar la alquimia a una burda expresión o a un misterio.
Uno de los más famosos alquimistas de la Edad Media fue el emblemático Nicolás Flamel. Estudió y escribió numerosos tratados alquímicos. Se dice que encontró la fórmula para hallar la Piedra Filosofal. Santo Tomás de Aquino fue otro de los grandes estudiosos de la alquimia en su vertiente más simbólica, así como Paracelso, médico y filósofo del Renacimiento. Hasta el siglo XVIII fue considerada una ciencia respetada. Isaac Newton o Roger Bacon estudiaron los principios alquímicos desde la óptica tanto de la física como de la mística y Carl Jung repasó los principios alquímicos y su simbolismo para aplicarlo a sus teorías psicoanalíticas.
En la actualidad, la alquimia del poder del pensamiento está siendo demostrada por la medicina neurocientífica gracias a las últimas investigaciones del equipo de Giacomo Rizzolatti de la Universidad de Parma. Sus trabajos han sido publicados en la revista Science, y verificados por un grupo de neurocientíficos de la UCLA de neuropsiquiatria. Este científico demuestra que el sistema que rige la empatía está localizado en el cerebro. Rizzolatti le da el nombre de neuronas espejo a ese complicado entramado de células cerebrales que permiten captar la intención de otras personas, imitarlos, predecir a su comportamiento e incidir en el entorno. Esta es sin duda la alquimia del siglo XXI la que está abriendo un abanico de posibilidades insospechadas relacionadas con el poder que tienen los pensamientos cuando enfocamos o visualizamos lo que deseamos. Una de las aplicaciones más útiles que ocupa los científicos es la que concierne la medicina. Se está comprobando científicamente que el sistema inmunológico responde al poder del pensamiento y que la curación de una enfermedad depende mucho de la actitud del enfermo frente al problema.



Según estas investigaciones, estas neuronas activan la capacidad de asimilación sensorial, de percepción subliminal del entorno y de las tendencias ajenas. A mayor empatía, es decir, -a mayor cantidad de neuronas espejo-, mayor capacidad de respuesta frente a las situaciones y experiencias de la vida. Con este descubrimiento, -aún en fase embrionaria-, podría abrirse un nuevo camino hacia la curación, desde dentro, de cualquier enfermedad. También podrían anticiparse  los acontecimientos, desarrollar una mayor intuición, una mente superior que domine los elementos, o predecir el futuro. Todas estas posibilidades dejarán de ser ficción para acabar alineándose con el empirismo más recalcitrante. Según los científicos, el descubrimiento de las neuronas espejo hará por la psicología lo que el ADN por la biología.
Esto demuestra el poder real del pensamiento. Dirigir la intención y actuar en nuestra realidad para cambiar lo que no nos conviene es más que una cuestión de  creencias o de fe, forma parte de nuestro córtex cerebral. Tal vez por eso la mística de la alquimia decía que el secreto se hallaba  en el interior, esto es ahora, ¡en el cerebro!
El universo, todo lo que nos rodea es una energía coherente y está interconectado.El pasado, presente y futuro forman parte de una misma realidad. De hecho, se ha demostrado que para el cerebro no hay distinción temporal. Cuando pensamos en sucesos del pasado o nos proyectamos hacia el futuro, nuestro cerebro lo computa como si estuviese pasando en el mismo instante. Por lo tanto, enfocar nuestra atención en conseguir un objetivo y volver a él una y otra vez, centra la energía y contribuye a que aquello que queremos se materialice. Nuestra voluntad enfocada hacia una realidad puede conseguir que se den las circunstancias propicias para se realice. ¿Es atrevido pensar que también podríamos sanar el pasado, o lo que es lo mismo, limpiar, eliminar los sentimientos negativos vividos e incrustados, bombardeando nuestra memoria con pensamientos positivos? Tiempo el tiempo, el poder está en la mente, porque desarrollar una mente mágica es transmutar de nuestro estado de conciencia para cambiar nuestra realidad. Si entrenamos y conducimos nuestros pensamientos seremos capaces de dirigirlos y mover no sólo objetos, sino también circunstancias.
Son varios los planos de manifestación en los que se desenvuelve el ser humano, principalmente el físico, emotivo y mental. Interactuamos a distintos niveles y cada uno de los planos requiere una atención particular para conseguir que la alquimia se realice. A nuestro alrededor existen energías sutiles que provienen de diversas fuentes, estamos todos interconectados, pero si los canales internos no están receptivos, de poco nos servirá la ayuda que podamos recibir del mundo de lo etéreo.
Desde tiempos remotos el ritual es una parte importante de la tradición, tanto en el medio social como religioso. Desde siempre se han hecho rituales para conseguir alguna cosa, amor, salud, dinero, suerte, trabajo, etc.… Pero lo cierto es que el poder no se centra sólo en la palabra, el mantra, o el decreto, sino que radica en la fuerza de ese pensamiento enfocado. La voluntad es uno de nuestros mayores centros de poder y cuando se pone en marcha nada nos detiene. No puede tardar el día en que ciencia y conciencia vuelvan a fusionarse para que el empirismo más recalcitrante acepte postulados que hasta ahora rechaza. Lo mágico y esotérico se unirá a lo exotérico y empírico para proporcionarle al ser humano toda la información y las herramientas necesarias en aras de aprovechar al máximo su potencial interior.
Un ritual es la representación o la escenificación de unos elementos simbólicos que se utilizan con el propósito de enfocar toda la atención hacia un objetivo concreto. La energía que se pone en movimiento en un ritual es muy fuerte. Por regla general suelen utilizarse imágenes, velas, sonidos, mantras u oraciones, todo con el fin de enfocar la atención. Antes de realizar un ritual es necesario relajar la tensión de la psique para que los pensamientos no se aglutinen. Quien abre su canal de percepción y decreta y es constante obtiene un resultado. 



 La autosugestión

 Es repetir mentalmente una fórmula como: “La vida me reserva siempre la mejor opción”. “Mi paz interior es mi paraíso”. “Gracias, tengo todo lo necesario para ser plenamente feliz”. “Todo es perfecto en mis circunstancias.Estas fórmulas repetidas muchas veces terminan siendo registradas por nuestro disco duro, aceptadas por la mente, favoreciendo las circunstancias óptimas para obtener lo que creemos.
La meditación. Consiste en aquietar los pensamientos desordenados y llevar la atención a un estado de contemplación dirigida hacia la paz y el bienestar interior, reequilibra el organismo. La mejor manera de meditar es empezar por relajarse haciendo inspiraciones y expiraciones profundas en un ambiente tranquilo, con o sin música. Una barrita de incienso puede ayudar a crear el clima. La relajación del cuerpo y de la mente producirá efectos revitalizadores en nuestra psique y nos ayudará a conseguir la alquimia interior.
La visualización es una técnica que consiste en usar la imaginación de forma positiva y creativa fijando imágenes mentales que nos sugieran calma, paz, sosiego. Pueden visualizarse colores, espacios, lugares de paz, un bosque, el mar, un cielo estrellado, etc. formas geométricas, o lo que deseamos conseguir, dándole así vida al objeto en nuestra mente. También pueden visualizarseimágenes positivas del pasado, del presente y del futuro, experiencias gratas, de sanación, todo lo que favorezca la armonía interior y promueva la alquimia del poder del pensamiento.
Los mantras u oraciones. Consisten en la repetición mental o verbal de una palabra o frase cantada; tienen el propósito de aislar la mente de todo pensamiento contaminado. Su efecto es absolutamente transmutador y sedante. Hay mantras para todo, para la salud, para obtener bienestar interior, para promover la reconciliación, para alcanzar cualquier propósito de vida. Vigilar la pureza del pensamiento es el secreto para alcanzar la alquimia interior.

El Pensamiento de amor llena el ambiente de armonía y de paz.
El Pensamiento elevado limpia la mente y hace subir la energía vital.
El Pensamiento enfocado a seres elevados, maestros o Ángeles genera voluntad y optimismo
La Meditación sirve para acceder a la información que crea la paz interior.
La Imaginación fecunda la mente con la semilla de la creatividad.
La Visualización crea la satisfacción personal y la armonía, ayuda a alcanzar el objetivo.
La Oración fomenta calma el desasosiego y moviliza la energía espiritual
 Seleccionar voluntariamente los pensamientos para mantener limpios los canales de expresión y recepción.
Mantener pensamientos compasivos y empáticos para estar conectado con todo lo que te rodea
Mantener la paz de tu espíritu para poder desarrollar tu intuición
Enfocar tu atención en un objetivo sin perseguirlo obsesivamente
Ser paciente con la obtención de los resultados
Los pensamientos de amor y de paz son los más efectivos




La Alquímia está centrada especialmente entres facetas distintas: por una parte la búsqueda de la piedra filosofal, en presencia de la cual todos los metales podían ser convertidos en oro; en segundo lugar el descubrimiento del elixir de larga vida, imaginado como una sustancia capaz de evitar la corrupción de la materia.

La alquimia más primitiva e intuitiva comprobó que la unión de dos metales da otro diferente, y que con el tratamiento de un metal se podía llegar a variar su color, e incluso sus características.

Esto derivó en la idea de que se estaba delante de verdaderas transmutaciones, y no de simples variaciones de apariencia.
Con este criterio nace el principio básico de la alquimia: convertir otros metales en oro.

Los árabes de los siglos VIII al XII crean escuelas de alquimistas. Se consideró que el mercurio era el metal por excelencia y que el azufre poseía la notable propiedad de ser combustible y tener el color amarillo del oro.
Se creyó que los diversos metales estaban formados por mezclas de mercurio y azufre, y solamente restaba hallar algún material que facilitase la mezcla de ellos dos en la proporción necesaria para formar oro.
Llegaron a preparar ácido sulfúrico, agua fuerte, ciertos sulfuros de metales …

EL DESPERTAR EN EUROPA

En el siglo XIII el primer alquimista importante europeo fue Alberto Magno (Dominico y santo). Describe el arsénico con gran claridad mediante sus experimentos de alquimia.

La alquimia contribuyó al progreso de la química de laboratorio. Nuevos aparatos como el alambique y nuevas técnicas como la destilación se convirtieron en algo de uso cotidiano, al mismo tiempo que se descubrían sustancias hasta entonces ignoradas.

QUÍMICA:  SIGLOS XVII A XVIII

En el siglo XVII se introduce el método científico y nace la química moderna.

En el siglo XVIII se descubre gas carbónico, el hidrógeno, el oxígeno y  Lavoisier es considerado el padre de la química.

El siglo XIX nos llevará a la teoría atómica de Dalton ….

¿ EN QUÉ SE DISTINGUE ALQUIMIA Y QUÍMICA ?

La Alquimia se distingue de la Química, en primer lugar, por sus fines, y en segundo lugar, por su método.
La finalidad de la Alquimia es la perfección de todas las cosas según su propia naturaleza, y muy especialmente la de los metales.
La de la Química es la  adquisición del conocimiento concerniente a las diferentes clases de materia y la utilización de este conocimiento para todo género de finalidades.

El método de la Alquimia es, primordialmente, el estudio de los textos alquimistas cuyos autores se suponía que habían conocido el procedimiento que sus lectores estaban tratando de descubrir; secundariamente, consistía este método en un examen de la naturaleza, tal como se conocía por el sentir común, para descubrir sus leyes generales y aplicarlas a los problemas alquimistas; en tercer lugar, el método era experimental, limitándose a averiguar las condiciones en que podían ser logradas la situaciones o condiciones prescritas por los textos.

El método de la Química consiste en la cuidadosa descripción de los cambios experimentados por toda clase de materias y la clasificación de tales cambios para descubrir las leyes generales. Para el químico los libros son lo que pudiéramos llamar base de datos y no autoridades; las analogías o paralelismos entre la manera de comportarse de los seres vivos y los inertes no tienen sitio en el campo de la ciencia química y la prueba a la que se someten todas sus conclusiones es el “experimento” y la “investigación”.

Tu signo alquímico: 

Solamente se debe sumar la fecha de nacimiento de la persona, por ejemplo; 19/11/1964 1+9+1+1+1+9+6+4=32 Si el resultado de la suma es un número con más de un dígito, simplemente se vuelve a sumar 3+2=5  en caso de que el número sumado sea de dos dígitos con el último número como cero, entonces se deja como 0. Este  número es el signo alquímico de la persona  y se ven a continuación:

Plata=1
Hierro=2
Zinc=4
Estaño=5
Plomo=6
Platino=7
Níquel=8
Oro=9
Cobre=0

PLATA: Seductores y volubles. La naturaleza te ha regalado un físico agradable. Tienes el don de seducir sin ningún esfuerzo. Tu problema son tus cambios repentinos de humor, aunque te sobran admiradores y amigos que perdonan tus travesuras. Pareces superficial a los desconocidos, pero detestas la hipocresía y en la intimidad eres muy sensible, romántico y sensual.  Intuitivo,  inteligente y con gran imaginación, cuando tu vida no te gusta te inventas otra.  Muy diestro en habilidades manuales, estás dotado para las artes plásticas. Quizás te conviertas en pintor, arquitecto, decorador, peluquero o actor. Tu salud es buena, aunque pasas por épocas en que tu sistema nervioso se altera con facilidad. Este metal como vibración temporal te aportará deseos de mejorar tu aspecto físico, haciendo deporte o cuidando tu alimentación. CORRESPONDENCIA PLANETARIA:Luna.

HIERRO: Dinámicos y combativos. Tienes una personalidad inquieta y dual. Alternativamente eres fascinante o insoportable, capaz de enriquecer y proteger tu entorno con tu presencia, pero también de destruirlo. Excesivamente franco y poco diplomático. El amor es para ti una eterna conquista; cuanto más se resistan más te enamoras. Tenaz y duro como el hierro, te creces durante las crisis. No tienes miedo a las batallas. La influencia del hierro puede llevarte a ser militar, agricultor, explorador incluso bombero. Tu salud es excelente y gozarás de una larga vida. Este metal como regente temporal te otorga vitalidad  y ganas de poner en marcha  proyectos olvidados. Harás  nuevas amistades, pero tendrás que controlar tus emociones. CORRESPONDENCIA PLANETARIA: Marte. 

MERCURIO: Locuaces y simpáticos. Conocido en la antigüedad como cinabrio, el mercurio simbolizaba para los alquimistas lo femenino. Si estas bajo su influencia eres afable y simpático. Tienes grandes dotes oratorias y causas buena impresión.  Pero en la amistad como en el amor eres excesivamente posesivo. Si te sientes incomprendido te pones a la defensiva. Tu amabilidad se transforma  entonces en agresividad. El problema es que no expresas tus emociones. Tu facilidad para los idiomas te permite ser intérprete, traductor o profesor. Te atrae también el mundo de los negocios, la comunicación y la política. Tu salud se ve afectada  por tus excesos de cólera y puedes sufrir problemas hepáticos o renales, si bien tienes gran poder de auto sanación. Si te rige el mercurio temporalmente pasarás una época de transición tras la que saldrás regenerado. CORRESPONDENCIAS PLANETARIAS: Mercurio. 

ZINC: Impulsivos y serviciales. Si estás bajo su influencia eres alegre y sociable. Te gusta  ocuparte de los demás y hacerles felices. Aunque a veces te excedes y no les dejas tomar la iniciativa en sus propios asuntos. Muy amigos de aventuras, no saben decir que no a las proposiciones más absurdas, y te metes en increíbles complicaciones. Reflexiona más antes de actuar. No eres muy fácil de influenciar, pero tu extrema susceptibilidad puede hacerte pasar de la sonrisa a las lágrimas en un minuto.  Tienes una inteligencia brillante pero detestas las ideas abstractas. Huyes de los esfuerzos excesivos y no eres ambicioso. Te va el trabajo de marinero, adoras el riesgo  y siempre estas dispuesto a emprender un nuevo viaje. Es difícil que te tomes una historia sentimental en serio. Tampoco pides al otro constancia. Tu salud es frágil  y te fatigas con frecuencia. El zinc si te rige temporalmente te impulsará a realizar viajes, a cambiar de trabajo o a enamorarte. El número de tus amigos aumentará. CORRESPONDENCIA PLANETARIA: Neptuno.

ESTAÑO: Inconstantes y sociables. La influencia del estaño es muy benéfica , y hace a las personas sociables y optimistas. Aunque no les caes bien a todo el mundo, aquellos con quienes sientes afinidad tendrán en ti un cómplice de por vida.  Eres inteligente y cultivado, y contigo es difícil aburrirse. Te encanta el lujo y gastar dinero. Tienes ideas brillantes, aunque no las llevas a la práctica. Te gustaría que las soluciones te cayeran del cielo. Tu problema es que cambias sin cesar: de casa, de pareja de profesión. En realidad eres un sentimental que esconde sus emociones y fantasías.  Te desempeñarás bien como diplomático, periodista, representante o abogado. Aunque puedes verte afectado por alergias, tu salud es buena. Con el estaño como metal temporal atravesarás periodos de decaimiento seguidos de optimismo. CORRESPONDENCIA PLANETARIA: Júpiter.

PLOMO: Pesimistas y tímidos. Para los alquimistas, este era el metal más vil de todos, destinado a sufrir todas las transformaciones antes de convertirse en oro. Si estas bajo su influencia tendrás que poder todo de tu parte para moldear tu carácter. Desprendeté  de tu timidez,  intenta exteriorizar tus sentimientos y aprende a aceptar la ayuda de otros. En el amor eres muy fogoso y constante. Tienes grandes dotes de observación y mucha paciencia.Te encantan los crucigramas, el dibujo o construcción de maquetas. Serás por ello buen ingeniero u obrero técnico, aunque no tienes ambición y en el trabajo prefieres obedecer que mandar. Tu salud se ve afectada por tus estados depresivos. Como regente temporal el plomo augura ansiedad y necesidad de cambiar la vida. CORRESPONDENCIA PLANETARIA: Saturno.

PLATINO: Intelectuales y apasionados. Si te rige este raro metal has nacido con buena estrella, Tienes talento y elegancia. Muy buen amigo y generoso, incluso los desconocidos. Te gusta, sin embargo, mantener distancias. Y, raramente haces confidencias.Solo con tu pareja o familiares te vuelves más hablador. El en amor te entregas por completo y soportas mal las rupturas. Pero también te gusta pasar ratos a solas. Eres muy original y siempre hallas algo apasionante que hacer. Tu imaginación y creatividad te inclinan hacia el arte o las ciencias y las matemáticas. Gozas de gran equilibrio mental y tu salud es excelente. Como metal temporal el platino te aportará mayor objetividad y calma para resolver tus problemas. Profesionalmente se te ocurrirán valiosas ideas que mejorarán tu estatus. CORRESPONDENCIA PLANETARIA: Tierra.

NÍQUEL: Vagabundos y poetas. Tu aspecto es cuidado y elegante. Posees tacto y diplomacia. Detestas las complicaciones y siempre das la razón a los otros, pero en el fondo eres difícil de convencer. No tienes sentido de la propiedad y eres desordenado y fantasioso. Atraviesas la vida como si fuera un juego. Tu inteligencia es rápida, pero no te gusta profundizar. Te encanta la naturaleza. Amante tierno y dulce con la palabras, aunque la vida familiar no es lo tuyo. A veces tienes la inspiración de un poeta, pero tienes gran habilidad con las manos y te van más los trabajos técnicos. Puedes ser cirujano, dentista, fotógrafo, ingeniero técnico o montador de joyas. Tu salud padece altos y bajos. Como vibración temporal el níquel te volverá atrevido y espontáneo , aunque quizás sufra alguna decepción. CORRESPONDENCIA PLANETARIA: Urano. 

ORO: Altruistas y encantadores. El metal precioso de los alquimistas. Si estás bajo su influencia, los que te rodean se beneficiarán de tu alegría y apoyo. Interesante y encantador, brillas con una luz especial. Eres apasionado,  generoso y muy fiel en el amor  y en la amistad. Detestas la traición y la injusticia. Pero,  cuidado con tomarte demasiado en serio  o intentar aparentar lo que no eres. Tu excesiva ingenuidad te hace vulnerable. Tu espíritu soñador y tus dotes de organización quizás te lleven a ser guía de turistas, médico, abogado o profesor. También te sentirás atraído  por el misticismo y lo sobrenatural. Estas capacitado para asumir grandes responsabilidades. Eres un líder nato al que no asusta la adversidad. Como vibración temporal te sentirás más optimista  y vital. Y tu trabajo más valorado. CORRESPONDENCIA PLANETARIA: Sol.

COBRE: Afectuosos  y detallistas. Benéfico como el oro y el platino, este metal hace a sus nativos solidarios y les convierte en un talismán para sus allegados. Si es tu caso, tienes un aspecto frágil que inspira deseos de protección en los otros, aunque en realidad eres fuerte. Muy leal en la amistad, pero  el amor  es  lo que más te interesa en la vida. Eres voluptuoso, sensible y tierno. Las pequeñas alegrías y detalles tienen para ti gran importancia. Tu sentido de la estética y gusto por la música quizás te lleven al terreno artístico, pero también puedes sentirte inclinado a ser médico, diplomático  o abogado. Tienes suerte en los juegos de azar. Y, una tendencia excesiva por los dulces que puede repercutir en tu salud. Si te rige este metal temporalmente realizarás un anhelado proyecto. CORRESPONDENCIA PLANETARIA: Venus. 



OJO:"cualquier trabajo especializado que requieras por favor ponte en contacto conmigo te lo haré llegar a cualquier parte donde te encuentres  en México, todo el trabajo es  probado y certificado!!!  o si gustas una lectura  u otro de mis servicios esotéricos  por medio cibernético que sea el contacto  vía  e-mail marygitana@hotmail.com  o skype  luzgitana79 para México y cualquier otro país de habla hispana!!!,  las formas de pago son a tratar... Gracias!!!...





Print Friendly and PDF

"GRACIAS POR LEERME Y COMPARTIRME"

"GRACIAS POR LEERME Y COMPARTIRME"
¡DIOS TE BENDIGA SIEMPRE!
  • FASES LUNARES

    BOLA MAGICA

    TRES CARTAS



    TAROT

    TAROT AMOR

    TÚ ASCENDENTE

    I-CHING

    TEST-PRECOGNICIÓN

    ORÁCULO HADA MARAVILLA (CLIC)

    Wiccan Images
    - -

    OBRA PROTEGIDA

    TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS SON DE LUZGITANA
    MyFreeCopyright.com Registered & Protected
    Licencia Creative Commons
    LUZGITANACENTROESOTÉRICOYMÍSTICO por LUZGITANA se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.
    Basada en una obra en http://centroesotericoymisticoluzgitana.blogspot.mx/.

    NAVEGACIÓN SEGURA

    MENSAJE ANGELICAL