LO ÚLTIMO

domingo, 26 de octubre de 2014

EL ÁRBOL ALMENDRO





El almendro es originario de China y llegó a Europa alrededor del siglo VI antes de nuestra era, siendo muy cul­tivado en la zona mediterránea.

Se adapta muy bien a los suelos secos y sus frutos inci­pientes son muy sensibles a los fríos tardíos, por lo que sólo puede crecer en áreas de inviernos suaves.

El almendro es un árbol caducifolio, de la familia de las rosáceas, que puede alcanzar los 10 metros de altura.

Su cor­teza es rugosa y agrietada. De floración muy temprana, las flores son blancas o rosa­das y tienen el cáliz muy abierto. La piel que recubre el fruto no es comestible.

En la época de floración se cultiva con frecuencia como árbol ornamental. Su madera, rojiza y muy dura, es utilizada para la fabricación de chapas finas.

Pero su principal utilidad son sus semillas o almendras, muy apreciadas como fruto seco o en repostería.

Las semillas también proporcionan leche y aceite, siendo este último empleado en perfumería, en medicina y para la fabricación de jabones.

Dependiendo de las variedades de almendra se pueden obtener aceites dulces y comestibles, o aceites amargos y venenosos.

Simbolismo y leyendas: Por sus flores blancas y tempranas, es considerado un símbolo tanto del renacimiento de la naturaleza, como de la fragilidad y de la dulzura.

En algunas culturas se representa como una escalera de siete peldaños por la que se puede llegar a los cielos, siendo sus flores símbolo de los ángeles que ascienden al cielo o descienden a la tierra.

En la mitología griega, el almendro se encuentra ligado a la fecundidad, pues de los órganos sexuales del andrógino Agdistis, que fue castrado por los otros dioses del Olimpo, brotó un almendro y de éste nació Atis.

Según otra leyenda, Phillis, princesa de Tracia, se enamo­ró de Acamas, hijo de Teseo, quien partió a la guerra de Troya. Tras finalizar la guerra, la nave de Acamas sufrió una avería que retrasó su vuelta.

Phillis, que le esperaba impaciente des­pués de tantos años, murió de pena y fue convertida por Hera (diosa de los amantes fieles) en un almendro.

Acamas, al regresar, abrazó el almendro, floreciendo éste de forma espon­tánea a pesar de no tener hojas aún. Esta característica distin­gue al almendro de otros árboles frutales.

Nombres populares: almendro o en latin Prunus dulcís o amygdalus.

Color: Marrón.

Nota Musical: Re.

Chakra: Chakra del tercer ojo o Ajna. Rige la intuición y la clarividencia.

Género: Masculino.

Planeta: Mercurio.

Elemento: Aire.

Deidades: Attis, Mercurio, Tot, Hermes.

Poderes: Dinero, prosperidad, sabi­duría.

Usos mágicos: Las almendras, los mismo que las hojas y la madera del árbol, se utilizan en los hechizos para obte­ner prosperidad y dinero.

Adicionalmente, se dice que trepar a un almendro asegura el éxito en inver­siones comerciales. Comer almendras curará o com­batirá las fiebres, y conferirá sabi­duría.

Comer cinco almendras antes de beber previene la intoxicación. Las varas mágicas están hechas de madera de almendro, ya que es una planta de Aire, que es el regen­te elemental de la vara mágica en algunas tradiciones.

Por último, poner almendras en los bolsillos le conducirá a un teso­ro. En la simbología primitiva, el almendro era un árbol que rezumaba sexo duro y en la tradición cris­tiana, por el contrario, la almendra es símbolo de virgi­nidad.

La almendra amarga tiene propiedades contra la impo­tencia. Su leche, entre los griegos, se identificaba con la energía creadora y se comparaba con el esperma.

La joven que se duerme bajo un almendro y sueña con su novio puede despertarse embarazada de él.

Hay que observar los almendros en primavera: si están cubiertos de flores con pocas hojas, es señal de fertilidad de la tierra y si las hojas son mucho más numerosas que las flores, significa lo contrario.

Propiedades Curativas: De los frutos de este árbol se extrae el aceite de almendras que, además de ser muy apreciado como emoliente en cremas y linimentos de aplicación tópica, actúa como un poderoso laxante.

Con las almendras dulces se prepara una bebida, similar a la horchata, que calma la tos, mientras que con las almendras amargas, mezcladas con agua destilada, se elabora un prepa­rado de propiedades antiespasmódicas.

ALMENDRAS AMARGAS (AMIGDALUS COMMUNIS AMARA): Tomando licores y vinos en abundancia no se embriaga, si se comen de antemano cinco o seis almendras amargas.

Las almendras amargas contienen amigdalina, que les da el olor y el gusto particular de ácido cianhídrico que produce, y por lo mismo son venenosas en grandes can­tidades.

De allí que no se deba usar el aceite de almendras amargas, ni el agua de las mismas, porque son sumamen­te venenosas.

En cambio en el uso externo tiene buenas aplicaciones el aceite de almendras amargas en combinación con otros líquidos, para quitar pecas y manchas de la cara.

Una crema para este fin se prepara en la siguiente forma: se mezcla una cucharada de almendras amargas, una cucha­rada de grasa de cerdo y dos cucharadas de agua de cal.

Se aplica sobre las pecas o manchas. Si el resultado no se ve en unos ocho, diez o doce días, se aumenta la cantidad de aceite de almendras amargas.

ALMENDRAS DULCES: Lat: AMYGDALUS COMMUNIS Fr.: Amandier. - Ingl.: Almond tree. - Alem.: Mandelbaum. - I tal.: Mandorlo. - Ruso: Mindal.

Las almendras dulces ralladas o machacadas (unas veinte almen­dras), en las que se agrega agua azucarada, constituyen una be­bida muy agradable y refrescan­te para los enfermos, especial­mente para los niños. Esta indi­cada en diarreas, irritación de la orina, bronquitis y pulmonía.

El aceite de almendras que se ad­quiere en las farmacias es un ex­celente purgante para los niños, y además bueno para las paspa­duras, sabañones y dolores de oído, como remedio, externo, haciendo  fricciones con el mismo. La sopa de almendras con azúcar es excelente para los que su­fren de los pulmones y pecho.

Una leche nutritiva para diabéticos se prepara en la siguiente forma, y resulta un excelente alimento: Se prepara machacando 250 gramos de almendras sin cascara, a las cuales se da un hervor para poder sacarles el hollejo, luego se secan y se ma­chacan, con dos o tres cucharadas de agua fría, haciendo una papilla.

Después se pone ésta en un plato, o mejor todavía en una fuente ancha, y se cubre con un litro de agua previamente hervida, que tiene que estar com­pletamente fría.

Al cabo de dos horas se filtra y se ob­tiene la magnífica leche de almendras. Es conveniente agregar una almendra amarga a la papilla de almendras dulces.

Dos cucharadas por día de aceite de almendras cura la urticaria, que es crónica y se repite. Las almendras contienen aceite fijo (54 x 100), amandina, albúmina particular, que le da la propiedad emulsiva.

ALMENDRO DE LOS BOSQUES (Hipocratea Voluble o Trepadora) Laf. HYPPOCRATEA VOLUBILIS (H. OBCORDATA) Fr.:   Hyppocratée  Volubilé ou Grimpante.

Un té que se prepara con las hojas y flores, un manojo en un litro de agua, que tiene que hervir dos minutos, se toma por tazas con azúcar para todas las enfermedades del pecho, tos crónica, catarros, etc.

De las semillas se saca un rico aceite, muy nutritivo y sano.

Aquí concluye este pequeño informe sobre las propiedades de este árbol, espero que les sirva y puedan poner en práctica su uso en hechizos y en curaciones.

Esta publicación aspira a informarte de las propiedades curativas de esta hierba. Sin embargo es muy importante tener presente que en ningún caso, aún en el más insignificante, dicho uso es o será el sustituto de una consulta y /o asesoramiento de su médico.


OJO:”cualquier trabajo especializado que requieras por favor ponte en contacto conmigo te lo haré llegar a cualquier parte donde te encuentres  en México, todo el trabajo es  probado y certificado!!!  o si gustas una lectura  u otro de mis servicios esotéricos  por medio cibernético que sea el contacto  vía  e-mail marygitana@hotmail.com  o skype  luzgitana79 para México y cualquier otro país de habla hispana!!!,  las formas de pago son a tratar... Gracias!!!...




Print Friendly and PDF

GRACIAS POR TU VISITA, LEERME Y COMPARTIRME