LO ÚLTIMO

martes, 1 de julio de 2014

LA METOPOSCOPIA: ADIVINACIÓN GITANA POR LOS LUNARES



LA METOPOSCOPIA:

Lectura de los lunares en el cuerpo para saber su porvenir económico y supersticiones atrae-fortuna!!!

El pueblo gitano se ha perfeccionado en la búsqueda de métodos mágicos para adivinar su porvenir, llamar a la prosperidad y protegerse de los posibles infortunios. En esta nota le mostramos cómo el cuerpo marca su destino económico a través de los lunares y otros secretos gitanos de la buena suerte.
Los gitanos son famosos por sus capacidades para leer las manos, adivinar el futuro y realizar toda clase de hechizos benéficos o proferir maldiciones. La tradición oral de este grupo trashumante se extendió por todo el mundo y actualmente podemos acceder a algunos de sus más famosos secretos y conjuros. En esta nota encontrará fórmulas certeras para adivinar el futuro y, además, cábalas y supersticiones efectivas  para atraer el dinero.


Adivinación gitana: ¿qué es la metoposcopia?:



La metoposcopia es un antiguo método de adivinación que se basa en la interpretación de los lunares que posee una persona. Se practicaba en Egipto y China y luego, formó parte de los saberes de las tribus nómadas gitanas. De acuerdo al lugar en que se encuentren los lunares, su forma y tamaño, tienen un significado y marcan una tendencia del destino. También revelan datos importantes acerca de la personalidad de quien los porta, lo cual resulta muy conveniente especialmente a la hora de elegir pareja definitiva. Descubra al mejor estilo gitano qué develan los lunares en el cuerpo de cada persona. Para interpretar el significado es necesario saber que no es lo mismo un lunar en un hombre que en una mujer. Cada sexo tiene distintas interpretaciones para sus lunares y las mujeres, por su relación con la Luna, poseen mayor cantidad de interpretaciones en esta mancia gitana.

Los lunares en el rostro:

Cada una de las zonas del rostro tiene un significado particular, tanto en lo que se refiere a la caracterología y al comportamiento como al destino de la persona.

En el rostro de la mujer, hemos seleccionado 30 de ellos que nos han parecido dignos de interés. Evidentemente, según la dimensión del lunar, la adivinación atribuida a su presencia en una u otra zona será más o menos evidente.

Así, consultando el mapa de tu rostro, deberás matizar las informaciones que revela, es decir, dar tu propia interpretación.



Además, el número de lunares que cubren tu rostro aportarán informaciones complementarias o contradictorias. Anota pues estas informaciones y haz una hábil síntesis.

Los lunares en el rostro de la mujer:

Frente: si hay un lunar a la izquierda denota gran femineidad mientras que a la derecha marca una tendencia a la rivalidad y la búsqueda de un compañero fuerte. Un lunar en el medio de la frente muestra inseguridad, sobre la ceja izquierda personalidad soñadora mientras que sobre la ceja derecha objetividad y realismo.
Ojos: cerca del ojo izquierdo excesiva sensibilidad y emotividad intensa. La persona podrá obtener todo lo que se propone mostrándose frágil e indefensa. Cerca del ojo derecho, denota sentido común y sinceridad. La fortuna les vendrá gracias a su trabajo, su esfuerzo y su nobleza de carácter.
Nariz: a la izquierda muestra persona afecta a los bienes materiales. Se trata de alguien que no vacilará en adueñarse de lo ajeno o escalar posiciones dejando atrás a sus compañeros. A la derecha anuncia sensatez e intuición y la fortuna le sonreirá cada vez que ponga en práctica alguna de sus ideas creativas e innovadoras.  En la base de la nariz quien lo posea tendrá sensibilidad artística y le convendrá dedicarse a alguna rama del arte para poder mejorar su posición económica.
Boca: sobre el labio superior la mujer tendrá un carácter frívolo y vanidoso. Todo objeto caro le atraerá y puede que se trate de una compradora compulsiva que no podrá jamás llenar sus arcas de dinero a menos que refrene sus ímpetus.  Bajo el labio inferior su tendencia será hacia la glotonería y la pereza. Las mujeres que poseen estos lunares suelen vivir a expensas de otras personas, que son quienes las mantienen. No llegan a tener grandes riquezas personales pero también es cierto que se conforman con poco. Por lo general los lunares cercanos a la boca no son demasiado auspiciosos con respecto al equilibrio en el plano material. Sólo es positivo un lunar entre la nariz y la boca pues anuncia grandes éxitos financieros.
Mejillas: la mejilla izquierda es la zona del prestigio y el éxito. Si una mujer tiene un lunar en esta zona probablemente sea una actriz o profesional de éxito o tenga buena fortuna en cualquier tarea que emprenda.  Un lunar en la mejilla derecha muestra que la persona es demasiado tímida para triunfar. Sólo podrá alcanzar el éxito financiero si se esfuerza por mejorar su comunicación con los demás y exponer sus ideas a sus superiores o socios.
Orejas: si la mujer posee un lunar en el borde izquierdo o la parte superior de la oreja, este signo muestra que su poseedora es de carácter alegre y comunicativo. Brillará en todo aquello que esté relacionado con las ventas o las relaciones públicas.  Un lunar en esta misma zona pero en la oreja izquierda denota naturaleza reservada y seria. Es un augurio de que la mujer se convertirá en una buena científica, investigadora, juez o cualquier otra profesión que requiera cierta jerarquía y respeto por la ley, el orden y la dedicación a los demás.  El lóbulo de la oreja también puede tener lunares. Cuando una mujer posee uno en el lóbulo izquierdo denota una personalidad misteriosa y solitaria lo cual le acarreará no pocos problemas con sus superiores y compañeros de trabajo. Para tener suerte en el dinero tendrá que aprender a hacer concesiones. Si la mujer posee un lunar en el lóbulo derecho, es índice que se trata de alguien de carácter desconfiado que perderá muchas oportunidades de hacer dinero por no animarse a confiar en personas allegadas o a arriesgar pequeñas sumas de dinero en pos de realizar buenos negocios.

Los lunares en el cuerpo de la mujer:

Hombros: un lunar en el hombro derecho es símbolo de fortaleza. No importa cuántos  obstáculos deba vencer, esta mujer saldrá airosa y su balanza tendrá siempre un saldo positivo. Si el lunar se halla en el hombro izquierdo, se trata de una mujer dependiente de sus familiares, ya sea padres, hijos o cónyuge. No sabrá cómo conducirse en lo económico y preferirá delegar todas las responsabilidades al otro corriendo así el riesgo de ser estafada si no cuenta con un entorno honrado.
Senos: en el derecho gran sensualidad que le permitirá a esta mujer conquistar a todos los interlocutores a los que acuda en busca de empleo. Un lunar en el seno izquierdo denota necesidad de amor y ternura y esta mujer será capaz de entregar su fortuna si es necesario ante el hombre que le proponga una vida amorosa de protección y amparo.
Cerca del ombligo: este lunar augura una vida amorosa feliz. No tiene demasiada relación con lo económico pero las mujeres que lo portan suelen tener también mucha suerte con el dinero y por lo general se casan con hombres de poder y abundantes riquezas.
En la muñeca derecha: un lunar en esta zona denota obstinación. La mujer suele ser jefa o liderar un grupo de trabajo. Suele ser despótica por lo cual no es muy apreciada por pares o subalternos. Sin embargo, si tiene buena intuición, puede elevar notablemente las ganancias del lugar de trabajo. Un lunar ubicado en la muñeca izquierda anuncia dificultades familiares que interferirán en los asuntos de dinero. Puede tratarse de litigios por herencias, pymes familiares con mala relación entre sus socios, divorcios complejos o cualquier otro enfrentamiento que tenga que ver con parientes.
Manos: en la izquierda, gran habilidad manual. Las mujeres que poseen lunares en estas zonas suelen ser excelentes artesanas, decoradoras y, en general, artistas pues tienen un gusto refinado que les permite destacar sus productos por sobre otros de la misma especie. Uno o más lunares en la mano derecha son signo de capacidad de adaptación y seducción. Estos dos factores incidirán benéficamente a la hora en que la mujer decida encarar su futuro laboral o económico pues podrá convencer fácilmente a su empleador de las habilidades que posee.
Muslos: la mujer que posee un lunar en el muslo derecho es una persona impaciente y nerviosa, a la cual le cuesta tolerar a los demás. Las constantes confrontaciones que provoca hacen que mucha gente les rehuya. Para hacer dinero les conviene trabajar en algo individual (escritor, pintor, médico, etc). Si el lunar está ubicado en el muslo izquierdo, se trata de una persona comprensiva y paciente. Esta mujer podrá destacase en labores comunitarias o humanitarias y ganará dinero.
Rodillas: un lunar en la rodilla derecha está delatando a una mujer servicial, que muchas veces se considera inferior y por eso no reclama el sueldo o el dinero que le corresponde por justicia. Si se anima a enfrentarse a sus empleadores se sorprenderá al saber lo mucho que la aprecian y cuánto reconocen su esfuerzo. Un lunar en la rodilla izquierda muestra una imperiosa necesidad de destacarse. Esta mujer es avasallante e irá hasta las últimas consecuencias para conseguir sus objetivos.


Los lunares en el rostro del Hombre

Los lunares tienen significados distintos según estén en el rostro de una mujer o en el de un hombre.

En la mujer, la sensibilidad, revelada en astrología por la posición de la Luna en la carta astral, se exterioriza, mientras que la voluntad, indicada por la situación del Sol, se interioriza.

En el hombre es a la inversa. Al menos es así como se presentan las cosas habitualmente. Sin embargo sabemos que, tanto en la vida como en la naturaleza, nada es totalmente blanco o absolutamente negro, sino que todo es mucho más sutil y matizado.

Así pues, puede suceder que una mujer tenga la parte de voluntad muy fuerte, más fuerte que su sensibilidad natural, a veces incluso más que la de un hombre.

Y a la inversa, ciertos hombres poseen una intensa sensibilidad que merma, filtra, modera, transforma o inhibe su voluntad, según los casos. Evidentemente, estamos en condiciones de leer, comprender e integrar estas características específicas en la interpretación de una carta astral.

Sin embargo, existen otros medios de hacerlo, como por ejemplo la metoposcopia. Se trata ciertamente de un código mucho menos elaborado que el de los símbolos astrológicos, un arte adivinatorio que ofrece menos posibilidades de interpretación que una carta astral, pero se basa en el mismo principio analógico y, sobre todo, nos permite comprender cómo se estableció el sistema original de interpretación de los astros y los signos del zodíaco que, en un principio, se inspiró en la "ciencia" de los presagios utilizada en las civilizaciones antiguas.

En la frente:En la parte izquierda de la frente: fuerte unión o gran identificación con el padre. En la parte derecha de la frente: profunda unión con su madre o con el papel
 En la sien izquierda: tendencia a idealizar sus sentimientos, búsqueda del absoluto o desequilibrio afectivo.En la sien derecha: frialdad, indiferencia ante los sentimientos.
En lo alto y en medio de la frente, bajo la raíz de los cabellos: reivindicación de independencia, espíritu de rebeldía, indisciplina, lo que se conoce comúnmente como "cabezón".En medio de la frente: lucidez, gran facultad de discernimiento, espíritu penetrante, que se muestra exigente y puntilloso con los demás.

Alrededor de los ojos:Sobre el ojo izquierdo: distracción, falta de concentración, desatención y también deficiencia en el ojo izquierdo.Sobre el ojo derecho: gran capacidad de concentración, vista aguda, pero también, paradójicamente, ojo derecho frágil.Entre las cejas: clarividencia o lucidez, buena vista, facilidad de comprensión y de asimilación, aceptación, éxito obtenido gracias a sus cualidades.Cerca del ojo izquierdo: sentimientos inconstantes, incertidumbre afectiva, dificultad para amar.Cerca del ojo derecho: debilidad, carácter influenciable, dudoso, indeciso, falta de lealtad o fidelidad.Encima o sobre el párpado del ojo izquierdo: ausencia de espíritu familiar, decepciones debidas a sus padres.Encima o sobre el párpado del ojo derecho: profundo apego a su familia, su pasado, sus raíces, respeto a los padres, gusto pronunciado por todo lo que es antiguo.

En la nariz:En la ventana izquierda o al lado: naturaleza malgastadora y dispendiosa , fuerte tendencia a vivir por encima de sus posibilidades.En la ventana derecha o al lado: sentido innato del ahorro y la gestión prudente de sus bienes.En la punta de la nariz: fuerte sensualidad, temperamento ardiente, gran necesidad de una fusión carnal y sentimental desbordante, pero también tendencia a dejarse llevar por sus deseos o amores.

En las mejillas:En la mejilla izquierda: cambios voluntarios en la existencia que siempre serán un factor de evolución, y facultad innata para reponerse, salirse con la suya, sean cuales sean las circunstancias.En la mejilla derecha: desestimo irregular, inestabilidad en la actividad profesional, cambios importantes durante su vida en este campo.En el pómulo izquierdo: orgullo, presunción, tendencia a · sobrestimar los medios de que dispone o sus capacidades, o incluso ausencia de condiciones de sí mismo.En el pómulo derecho: falta de confianza en sí mismo, tendencia a subestimar a los demás, carácter pesimista o fatalista, además de no ser objetivo consigo mismo.

En las orejas:Cerca de la oreja izquierda o detrás: falta de escrúpulos, determinación secreta, segundas intenciones.Cerca de la oreja derecha o detrás: auténtica suerte, arte de saber disimular y para conseguir sus objetivos, sobre todo si el lunar se encuentra tras la oreja.

Alrededor de la boca
Sobre el labio superior: ausencia de timidez, tendencia a la charla, vida social inestable, a menudo decepcionante a causa de la falta de discreción.Bajo el labio inferior: carácter ingenuo, jovial buen chico, pero es fácil tomarle el pelo o engañarle.
En el extremo o en medio de la barbilla: carácter tozudo, rigidez intelectual y moral, pero también con una determinación más débil de lo que aparenta.





Los lunares en el cuerpo de hombre

En el hombro: en el izquierdo: falta de organización, continuidad y perseverancia en las empresas. Se trata de un hombre al que cualquier impedimento lo desalienta y le resulta difícil terminar aquello que inició con grandes bríos. En el derecho: la extrema intuición de estos hombres les permite acertar no solamente en los juegos de azar sino también en todo lo que tenga relación con los negocios innovadores. Son grandes inventores y pueden llegar a hacer dinero con los objetos más exóticos que a otras personas ni se les ocurriría ofrecer en venta.
En el pecho: a la izquierda: hombre de gran corazón, entregado, de sentimientos  nobles y generosos. Suele pertenecer a grupos importantes de trabajo y lidera los mismos con su especial carisma. Sus personalidades que pueden llegar a convertirse en grandes empresarios. En el pecho a la derecha: fuerte sensualidad, refinamiento, gusto por el bienestar, el buen vivir. Este tipo de hombre buscará siempre el lado divertido para hacer dinero. Entre ellos se cuentan los expertos jugadores de póker y los negociantes que suelen comerciar con el exterior, pues aman combinar placer con trabajo y les encanta viajar alrededor del mundo en busca de nuevas oportunidades y experiencias.
Bajo el brazo: del lado izquierdo: este hombre es demasiado confiado y si bien tiene talento para adquirir fortuna puede ser fácilmente estafado por aquellos en quienes más confía. Tendrá que ser más precavido si quiere conservar sus bienes materiales. Bajo el brazo derecho: falta de franqueza y confianza en sí mismo. El hombre que posee este signo carece de determinación para realizar cualquier trámite o negocio, por más ventajoso. Lo más conveniente será que se asocie a alguien de temperamento completamente opuesto para poder lograr sus fines económicos.
A la altura del plexo: carácter autoritario, dominante, hombre respetado y temido que, por la misma razón, tiene pocos amigos y relaciones. Sin embargo, su temperamento agresivo y arriesgado le permitirá amasar una gran fortuna que difícilmente compartirá con los suyos.
Cerca del ombligo: gran deseo de seducir a las mujeres y de ser admirado. Esta debilidad le costará no pocos esfuerzos en el plano económico pues se rodeará de mujeres que lo obligarán a gastar más de lo debido en lujos y placeres.


En el antebrazo: del lado izquierdo: hombre que da demasiados rodeos para conseguir sus objetivos. Por lo general se trata de personas tímidas e introvertidas e incluso fóbicas a las cuales les cuesta mucho encarar una negociación económica. Deberán delegar estos asuntos a otras personas que los representen para poder hacer fortuna pues sus ideas son realmente muy buenas y podrán así ponerlas en práctica sin inconvenientes. En el antebrazo derecho: hombre impaciente, impulsivo, decidido a obtener lo que quiere, pero sin una mente clara que le permita seguir el camino adecuado para obtener aquello que desea. Tendrá que moderarse y planificar bien sus pasos si desea obtener el éxito económico.

OJO:"cualquier trabajo especializado que requieras por favor ponte en contacto conmigo te lo haré llegar a cualquier parte donde te encuentres  en México, todo el trabajo es  probado y certificado!!!  o si gustas una lectura  u otro de mis servicios esotéricos  por medio cibernético que sea el contacto  vía  e-mail marygitana@hotmail.com  o skype  luzgitana79 para México y cualquier otro país de habla hispana!!!,  las formas de pago son a tratar... Gracias!!!






Print Friendly and PDF

GRACIAS POR TU VISITA, LEERME Y COMPARTIRME